sábado, 26 de mayo de 2012

No sabía -mejor dicho no recordaba- la maravillosa sensación de sentirse sola cuando uno así desea estarlo, se requiere mucho valor para saber cuando dejar algo -o a alguien- y continuar viviendo. La sabiduría y fortaleza para poder hacerlo solo podrían venir del cielo y del interior de aquel que sabe que lo mejor, siempre está por venir. 

1 comentario:

  1. Hola bonita, que sepas que me encanta tu blog, cada una de las palabritas que pones….
    Bueno te quería decir que yo también tengo un blog, pasate , sígueme y comenta y por supuesto léeme…por favor
    http://elcuadernodecristal.blogspot.com.es/
    Mil besos preciosa

    ResponderEliminar